banjo-kazooie-me-rompe-las-nuts-and-bolts
Nadie sabe si es el factor nostalgia, si es que salió para Xbox y no para Nintendo, si es que pasas mucho tiempo sobre vehículos o si de verdad es realmente malo, pero Banjo Kazooie Nuts and Bolts, no tiene un fan que dé la vida para defenderlo.

El juego se ve increíble, te encuentras en un mundo furry al estilo de Zootopia, a pesar de ser un juego con un estilo caricaturesco, gracias a sus texturas puedes sentir las calles, oler el pasto, probar el agua. Tiene todo lo que quisieras de una entrega de un Banjo-Kazooie de Xbox 360, pero no es un Banjo Kazooie. Vaya, usa el engine de Viva Piñata.

que-es-lo-que-salio-mal-banjo-kazooie-nuts-and-boltsBásicamente es un juego de crafting, se trata de crear carritos a tu antojo para transportarte. Puedes personalizarlos y hacer cosas muy locas con ellos, pero todo lo plataformero quedó fuera de la experiencia. Raro (¿Rare?) pues fue presentado como un juego dirigido a los fans de los títulos del Nintendo 64.

No es el juego que recordábamos del 2000. No es que no sea divertido, hay, sino que los juegos anteriores vienen de una época en la que Rare eran dioses de los videojuegos, prácticamente desde Battletoads no dejaron de publicar hit tras hit.

¿Qué es lo que salió mal? Banjo Kazooie Nuts and Bolts llega en un momento en el que los juegos de plataformas vuelven a tomar fuerza en la industria y este juego se queda corto. Luego de la generación del Ultra 64 y el PSONE, los plataformeros en 3D tuvieron un declive: Mario Sunshine no era Mario 64 2, todos los Sonic en 3D fueron malitos, Spyro y Crash no eran lo mismo, etcétera. No es que sean malos juegos, pero sus antecesores son superiores.

Pero Nuts and Bolts, llega después de ese bache, Super Mario Galaxy tiene casi un año en el mercado cuando este Banjo Kazooie llega a las tiendas. Si Nintendo en su Wii literalmente le dio la vuelta a la galaxia con su Mario, Rare en el Xbox 360 debería de habernos llevado hasta el otro lado del universo.

Lo que nos entregaron fue un juego de crafting, un juego que se basa en construir vehículos y depende como los hayas construido, conseguirás pasar las fases. Es una especie de Bad Piggies, el spin-off the Angry Birds.

Lo bueno que ya va a salir Yooka-Laylee, tal vez con eso, Banjo Kazooie dejará de romperme las Nuts and Bolts.